La vulnerabilidad de las personas es mayor cuando son diagnosticadas con algún tipo de discapacidad. Sea intelectual, física o emocional. Esto las lleva hacer blanco discriminatorio por parte de otros congéneres, situación que está mal. Ya que todos tenemos deberes y derechos en los que la vida y su forma de manejarlas es personal.

Por lo que las leyes estipulan, el respeto a cada individuo, así como la integración a la sociedad, dependiendo del grado de discapacidad que le sea diagnosticado, así como del tipo de discapacidad que se posea, una persona muy bien pudiera ser razonablemente competente y tener una discapacidad motora.

Existen especialistas que evalúan el tipo de discapacidad de forma segura, que les permite a cada individuo y a sus familias a tomar medidas acordes a sus prioridades, las estadísticas en este sentido miden por parámetros estándares una serie de limitaciones que suelen presentarse en una persona con discapacidad.

La discapacidad intelectual en los individuos

Este tipo de discapacidad la sufren aquellas personas que no poseen un grado intelectual por el que se rigen los parámetros que pueden llamarse normales. Su desenvolvimiento se ve limitado a las respuestas y reacciones que dan a ciertas actividades y tareas cotidianas, la adaptación al entorno se mide según ciertos estándares.

Es por ello que la vulnerabilidad de sus derechos se ven sometidas a muchos desacuerdos cuando se refiere al área educativa, laboral o personal. Obviamente también dependen en gran medida de otros, sobre todo cuando el nivel de discapacidad es mayor. Lo que se desea es que las personas tengan una calidad de vida mejor.

Donde su salud, derecho a laborar, educativo y social sean respetados y hasta fomentados, para que se puedan desarrollar los mismos como individuos plenos y completos, tomando en cuenta sus propias limitaciones. El compromiso adquirido a través de diferentes tratados internacionales es validar, las condiciones de vida del ser humano.

Por ello se han firmado tratados de forma internacional donde los derechos de las personas con discapacidad están protegidos, sucede como cuando un cerrajero activa un sistema de seguridad, se espera que las personas que conocen del mismo y por las cuales se concretó el trabajo, cumplan y respeten las normas básicas. Dando como resultado éxito seguro.

Recursos que se estipulan en las leyes para las personas con discapacidad

Las leyes internacionales estipulan un formato por el cual deberían regirse las naciones en cuanto a la seguridad de las personas con discapacidad. Entre las que se encuentran:

  1. Elaboración de políticas internas donde se protejan de forma garantizada los derechos de las personas con discapacidad.
  2. Hacer campañas de concientización para evitar los prejuicios que se puedan crear o ya existentes a lo referente con la discapacidad.
  3. El respeto por el núcleo familiar, donde se prohíba la separación de los miembros de la familia, si alguno posee cierto grado de discapacidad.
  4. La protección a nivel físico, integral y moral de cada individuo, según sea el grado de discapacidad que posea, a mayor dependencia mayor protección sin que esto haga vulnerable sus deberes y derechos.

Por admin

error: Content is protected !!