Deberes y derechos de los inquilinos

Es importante que como inquilino conozcas claramente cuales son los deberes y derechos luego de que alquilas una propiedad así evitaras problemas o sustos con los caseros o propietarios de inmueble. 

Entre los problemas comunes que se presentan entre el inquilino y el arrendador están los plazos de pago, las reparaciones, la duración del contrato, la prohibición de algunas actividades, etc. 

Es importante mencionar que diariamente se firman múltiples contratos de alquiler, pero son pocos los inquilinos que conocen sus obligaciones y sus derechos al momento de firmar dicho documento.

Deberes y derechos de los inquilinos

Derechos del inquilino 

Negociar el costo del alquiler y tiempo de duración del contrato: existen leyes que afirman que aunque se haya formado el contrato por un año, el inquilino puede darlo por terminado a los seis meses de la firma, siempre y cuando se le indique al arrendador con un mínimo de antelación de un mes. 

Por otra parte, el contrato de arrendamiento se firma por un año y el inquilino tiene derecho a prorrogar desde un año o hasta máximo 5 años, además, el propietario puede reclamar la vivienda para él o para su hijo siempre que lo acredite de forma correcta y con los tiempos establecidos por la ley. 

Reparaciones para la vivienda: este es uno de los conflictos comunes entre el arrendador y el inquilino, conocer cuales son las reparaciones que le competen a cada uno, es por ello que el propietario no es el responsable de las reparaciones de desgaste diario, estas serán responsabilidad del inquilino. 

Asimismo, tampoco se hará responsable por los daños ocasionados por el inquilino o los visitantes del lugar, en cambio, si se trata de reparaciones por antigüedad de las instalaciones como filtraciones o sistemas de drenajes, etc, estas le corresponden al propietario, garantizando así unas condiciones óptimas de habitabilidad.

Denunciar al arrendador si entra a la vivienda sin el permiso del inquilino: aunque él sea el dueño de la propiedad una vez la alquilado no tiene derecho a ingresar a la propiedad, el propietario solo puede ingresar a través de una autorización judicial o por parte del inquilino. 

El domicilio debe ser inviolable, para ello el inquilino tiene el derecho de cambiar todas las cerraduras o sistemas de seguridad de la propiedad, cabe acotar que los mejores elementos y cerrajeros se encuentran en cualquier cerrajería de Barcelona, ellos podrán asesorar al inquilino e instalar los mejores dispositivos de protección para el inmueble. 

Una vez se ha finalizado el contrato, el inquilino tiene el derecho de recuperar el depósito al momento de hacer el contrato, siempre y cuando no haya daños pendientes en el inmueble. 

Obligaciones del inquilino 

Pagar la renta y los gastos establecidos en el contrato: el inquilino debe abonar un depósito antes de ingresar a la propiedad, además debe pagar puntualmente el alquiler, que normalmente se rigen por los primeros 5 días del mes, siempre en el lugar y en el procedimiento acordado por las partes. 

Dejar la vivienda en las mismas condiciones: el inquilino estará obligado a dejar la vivienda tal cual como la encontró cuando comenzó a vivir en ella, de lo contrario perderá el depósito inicial. 

Informar sobre la realización de alguna reparación: es importante y obligatorio que le anuncie al casero si es necesaria alguna reparación, además no puede realizar reparaciones o actividades que pongan en peligro la estructura de la propiedad, así como actividades ilegales o nocivas. 

error: Content is protected !!