Mucho se habla acerca de los derechos de los ciudadanos, pero solo algunos hacen énfasis en los deberes que alguien debe cumplir, y hoy haremos referencia a nuestros estudiantes, que son la generación de relevo y el futuro de un país.

Vale destaca que la mejor manera para que un estudiante se convierta en un profesional responsable, es indispensable que desarrolle el sentido de compromiso y responsabilidad.

Es decir, debemos proteger a nuestros estudiantes, pero eso no implica que dejemos a un lado los principios que le ayudarán a convertirse en un adulto exitoso, los cuales se pueden resumir de la siguiente manera.

Respeto por los demás integrantes de la comunidad estudiantil

Esto no solo debe ser aplicado a sus compañeros de aula, también a los profesores y todo el personal que labore en la institución.

También se incluye la tolerancia, la aceptación de otros principios religiosos, éticos, morales, de identidad, ideologías y más. Recordando que todos somos diferentes, sin intentar modificar su pensamiento.

En caso de existir alguna diferencia o desacuerdo con el punto de vista de alguien más, es necesario evitar la violencia o acciones que denoten la falta de respeto, en su lugar, optar por el diálogo.

Sin egoísmos, los estudiantes deben respetar y admirar el logro de otros compañeros, porque este es el resultado de un esfuerzo. Aparte, esta cualidad fomentará el trabajo en equipo, el compañerismo y la empatía, sin duda, cualidades de un ser humano valioso.

Cumplimiento de actividades y horarios escolares

Este punto está relacionado con el respeto por la organización de cualquier actividad del instituto educativo, esto incluye los horarios de clases y las normas que establecen los docentes en las aulas, ya que su intención es proteger el aula, así como el cerrajero protege una vivienda o una empresa.

También es necesario inculcar responsabilidad, por lo que es de gran relevancia el cumplimiento de todas las actividades académicas de manera puntual, pueden ser tareas, investigaciones, exposiciones, talleres e incluso, exámenes.

Asimismo, debe respetar los planes de trabajo que haya establecido el docente, así como los criterios de evaluación, los puntos asignados y demás elementos relacionados, pues estos son el resultado de la planificación del educador.

Aparte del cumplimiento de las actividades, debe seguir los lineamientos indicados por las autoridades académicas pertinentes. Esto es fundamental para influir de manera positiva en la formación y desarrollo de los jóvenes estudiantes.

Proteger la infraestructura de la institución

Esto es mucho más que ser responsable del orden, cuidado y la limpieza del aula de clases. Así cada estudiante se sentirá parte de la institución que lo está formando, como si fuese parte de su familia, ese sentido de pertenencia que toda organización desea de sus empleados, comienza en el seno de la familia o en su centro educativo.

Y si algún alumno ha sido elegido representante estudiantil, con mayor razón debe demostrar este sentido de pertenencia, pues al ser un líder estudiantil, se convierte en una referencia para todos los demás estudiantes.

Deberá ser responsable del cumplimiento de todas sus funciones como líder, aparte de sus deberes como estudiante.

Por admin

error: Content is protected !!